Poradmin

El seguro de decesos experimenta
un crecimiento del 3,77%

Los ingresos de las aseguradoras por primas a cierre del primer trimestre se situaron en 17.410 millones de euros, un 4,32% más que un año atrás. Sin embargo, si la comparación se realiza con 2019, el negocio es todavía un 2,86% menor. Por lo tanto, aunque el seguro ha recuperado bastante terreno perdido a raíz de la irrupción de la pandemia de la COVID-19 en España y las medidas adoptadas para contenerla, todavía tiene camino por recorrer, según los datos recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA) y remitidos por UNESPA, la Asociación Empresarial del Seguro.

De los ingresos logrados a lo largo del ejercicio, 10.892 millones de euros correspondieron al ramo de no vida y los 6.518 millones restantes al de vida, según muestran los datos provisionales recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA). El ramo de salud, las coberturas para empresas, así como los seguros de multirriesgos son los que muestran un mayor dinamismo.

La facturación del negocio de vida, reflejada en los ingresos por primas, aumentó un 3,43% en términos interanuales. Si se compara con los datos de 2019, en cambio, apunta una caída del 18,01%. El volumen del ahorro gestionado por parte de las aseguradoras se muestra plano de un año para otro. Las provisiones técnicas se situaron en 194.702 millones al acabar el pasado marzo.

La facturación del ramo de no vida se sitúa claramente en positivo. Anota un repunte interanual del 4,85% si se compara con marzo de 2021, y del 9,21% frente a ese mismo mes de 2019. Los seguros de salud crecen de un año para otro un 7,21% y aportan 2.736 millones.

Entre tanto, las coberturas de multirriesgos crecen un 5,07% en términos interanuales, hasta los 2.260 millones.

La categoría de ‘resto no vida’ suma 2.929 millones de euros y repunta otro 5,90% en los últimos 12 meses. Esta categoría incluye los seguros de decesos, ramo que ha experimentado un crecimiento del 3,31% a cierre de marzo de 2022, respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, los seguros del automóvil han recuperado casi todo el terreno perdido a raíz de la irrupción de la COVID-19. Al cierre del pasado marzo, aportaban 2.966 millones de euros. Esta cifra es un 1,64% mayor que la anotada al finalizar el primer trimestre de 2021 y se sitúa casi al mismo nivel al que se encontraba este mismo dato en marzo de 2019.

Sobre el autor

admin administrator

Deja una respuesta