Category Archive Noticias del sector

Cómo hacer una repatriación funeraria a otro país desde Málaga

En Funeraria Fuensol de Marbella y Málaga disponemos de una amplia experiencia en el sector y acuerdos establecidos, para que la repatriación funeraria a otro país se realice en el menor tiempo posible. En esta entrada resolveremos algunas cuestiones sobre los traslados de difuntos entre países…

La Costa del Sol es un destino elegido por millones de turistas, no solo para pasar sus vacaciones estivales, sino también para su retiro por jubilación. Muchos eligen nuestras localidades para vivir tranquilamente el restos de sus vidas, después de años de trabajo y frío en sus países de origen.

Este es el motivo por lo que en muchas ocasiones nos encontramos con casos en los que necesitamos ayudar a la familia en la repatriación de sus seres queridos fallecidos. Los pasos que hay que dar para realizar este trámite de forma correcta y profesional son los siguientes:

 

Inscripción de la defunción en el Registro Civil Consular

Los representantes legales o familiares del difunto deberán dirigirse al Consulado al encargado del  traslado funerario en Málaga para realizar la inscripción de la defunción en el Registro Civil Consular. Los datos necesarios que hay que aportar son los siguientes:

  • Datos personales del fallecido: nombre, apellidos, Estado Civil, nacionalidad, fecha y lugar de nacimiento, D.N.I, último domicilio,  datos de inscripción de nacimiento y por último, nombre de los padres del difunto.
  • Datos de defunción: exactamente día, hora y lugar.

Además, disponemos de buenas relaciones con compañías de seguros extranjeras, lo que ayuda a reducir el coste del traslado del fallecido a su país de origen, así como a facilitar los engorrosos trámites burocráticos.

 

Autorización de salida del fallecido de España

La documentación necesaria a aportar en el Consulado de su país de origen por parte de los familiares o representantes legales del fallecido son:

  • Datos personales del fallecido: nombre, apellido, pasaporte y domicilio del fallecido.
  • Datos referentes al momento de la defunción: fecha, lugar y causa.
  • Datos referentes al transporte: país de destino, transporte necesario para el traslado del difunto y frontera a través de la cual será verificada la salida del cuerpo de España.
  • Certificados: certificados médicos de defunción y certificados del procedimiento de embalsamamiento.
  • Documentación  referente a la inscripción de la defunción en el Registro Civil Consular de España, la cual se encuentra en el punto anterior.

 

En resumen. Todo el proceso de repatriación funeraria se realiza desde nuestras dependencias en Marbella. Nuestro equipo de profesionales está disponible siempre 24 horas al día, 365 días al año, en el idioma que lo necesite: inglés, francés, alemán, holandés,… para resolver todas sus dudas. Queremos hacer que el proceso sea lo más llevadero posible, dentro de lo que cabe.

 

 

Funeraria Fuensol Málaga
Servicios Funerarios en Málaga: Marbella, Estepona, Fuengirola, Mijas, Benalmádena, …
Tlf 952 82 02 02 – info@fuensol.es
Abierto 24 horas al día, 365 días al año

 

Recomendamos: Aprender de la pérdida – parte II

Retomando el artículo anterior:

  1. El primer desafío en que alguién se debe enfrentar según Neimeyer es reconocer la realidad de la pérdida. Tenemos que entender el daño que hemos padecido, el trayecto a recorrer, y el cambio que eso supone en nosotros y lo que implicará a nuestra identidad. El reconocimiento de la realidad de la pérdida tiene la capacidad de transformación que va más allá de un nivel individual, ya que no sólo sufrimos la pérdida como individuos, sino también como miembros de la estructura familiar y el rol social entre amigos.
  2.  El segundo desafío es abrirse al Dolor. El dolor que ocasiona el duelo puede llevar a la persona a querer evitarlo a toda costa. El autor destaca en la necesidad de lograr un equilibrio entre, por una parte, expresar a nivel emocional el duelo y, por otro lado, intentar sobreponerse y prestar atención a otros aspectos de nuestra vida. El duelo suele ser un proceso que fluctúa entre el sentir y el hacer. Así, el duelo se complica cuando nos focalizamosen sólo uno de estos dos aspectos, bien quedándonos aislados en la tristeza o bien evitando el dolor manteniéndonos ocupados en otras tareas para no pensar.
  3. El tercer desafío es, revisar nuestro mundo de significados, contiene un marcado carácter constructivista.  La pérdida puede afectar a nuestro sistema de creencias y/o significados, es decir, nuestra forma de concebir el mundo de conceptos espirituales, morales y éticos. Los pilares de lo que consideramos justo o injusto. Bueno o malo. Si esto se derrumba puede cambiar todo nuestros valores, o sentido de la realidad, provocando confusión, tristeza y vacío. En cierto sentido, se trata de integrar la pérdida en nuestro sistema de significados dando lugar a una narrativa más o menos coherente.
  4.  En el cuarto desafío, reconstruir la relación con lo que se ha perdido, tratamos de re-elaborar nuestro vínculo con lo perdido. Es decir, en caso de muerte de un ser querido, se trataría de transformar sus recuerdos, de convertir una relación basada en la presencia física en otra basada en la conexión simbólica.
  5. En el último desafío, reinventarnos a nosotros mismos. Resurgir y recontruirnos, tras vencer todo los desafios  solo queda cruzar la meta, la linea transformadora, de la experiencia adquirida, del dolor superado, y de continuar con la vida que nos pertenece vivir.

Aprender de la pérdida ofrece una interesante perspectiva sobre el duelo a las personas que sufrieron alguna pérdida y a los profesionales que ofrecen atención psicológica. Se trata de un texto muy rico tanto en aspectos emocionales como teóricos e incluye diferentes recursos de utilidad: lecturas complementarias y otros recursos (organizaciones, webs, etc.) que permitirán al lector profundizar en la temática si así lo desea.

Recomendamos: Aprender de la pérdida – parte I

La muerte de un ser querido, es uno de los momentos más difíciles y traumáticos de nuestra vida, supone un reto de gran envergadura que puede invadir a los afectados incluso después de que el golpe emocional de la pérdida se haya dispersado.

Aprender de la pérdida ofrece un nuevo punto de vista sobre el duelo a las personas que han padecido alguna pérdida y a los profesionales que deben y pueden ayudarlas, como psicólogos o familiares. Se trata de un libro tan apasionante en su aspecto emocional como en el teórico, muy recomendable.

Incluye una lista de recursos como: otros libros, organizaciones y sitios en internet que permitirán al lector profundizar en cada uno de los temas que trata. Toda una gran guia.

Según Neimeyer; Hay una excesiva superficialidad y simplicidad de las teorías tradicionales sobre el duelo.

Neimeyer desarrolla una nueva teoría sobre el duelo como proceso de reconstrucción de significado y considerándolo un proceso activo de transformación.

Haz clic en la portada

La lectura del libro, de forma profunda y reflexiva, ayuda al lector a movilizar los recursos personales para lograr su curación. Sugiere la ritualización para conservar el recuerdo.

La pérdida tiene muchas caras  y facetas. A lo largo de la vida hemos sufrido pérdidas económicas, de roles sociales, familiares, de trabajos que nos han echado, e incluso disminución de facultades mentales o físicas, por accidentes o situaciones que nos han superado… Pero todo puede tener un fin y un mejor paradero que la tristeza.

En este estimulante libro, Robert A. Neimeyer muestra un «mapa» del proceso del duelo, que se vive ante la muerte y ante muchas otras pérdidas, y explica cada una de sus facetas intercalando ejemplos y ejercicios para facilitar el tránsito.

Aprender de la pérdida se basa en una investigación clínica y resulta una herramienta útil para los terapeutas; no obstante accesible a lectores no especializados por su lenguaje sencillo y las aplicaciones personales que incluye, para que todo sea compresible.
Después de leer Aprender de la pérdida, nos deja con un poso de esperanza de poder vivir plenamente la vida, cada día.

Neimeyer se muestra en claro desacuerdo con el concepto de fases, ya que considera que favorecen la creencia de que la persona desempeña un papel pasivo frente al proceso. Neimeyer prefiere hablar en términos de desafíos, queriendo subrayar así la importancia del papel activo de la persona en su duelo. Así, la persona que sufre una pérdida debe desarrollar una serie de tareas, éstas son referidas como los desafíos del duelo. También son cinco puntos que veremos en la próxima artículo de nuestro blog.

Seguiremos hablando sobre este libro, en el próximo artículo.

 

Lectura recomendada: Tras la mariposa azul

“Aprender de la muerte te llena de vida” Es el subtitulo de este libro que queremos recomendar desde Funeraria en Málaga. Donde Begoña Cevallos, tras su trabajo tratando día a día con personas a punto de morir, pacientes y moribundos, guardan una gran lección. Que ella misma a recopilado en este libro esperanzador y vital.

Una lección sobre cómo se vive la espera a la muerte. Recomendado para cualquier persona, tanto aquellos que han recibido “el mensaje” o para aquellas, que quieran vencer ese miedo. En Funeraria Fuensol hemos cosiderado este trabajo como un gran lectura recomendada. Dejamos esta entrevista donde podeis conocer mejor esta obra y a su autora. Qué significa mañanizar tu vida, y muchos consejos, anécdotas, y sobre todo reflexiones que te ayudarán a comprender la muerte, pero más aún la vida.

Entrevista a Begoña Cevallos:

Biografía de la Autora:

“Begoña de Cevallos de Diego es psicóloga y trabajadora social por la Universidad Pontificia de Comillas. Ejerce ambas profesiones lo que le permite tener una visión más amplia e integradora de la persona. Psicoterapeuta gestáltica y especialista en drogodependencias. Fundadora del Centro sanitario “Salud en espiral”. Lleva más de 15 años trabajando con la enfermedad y esto le ha servido para aprender a descifrar sus enseñanzas. Considera que todos somos creativos si nos conectamos con nuestra esencia y se dedica a dar conferencias para ayudar a despertar este potencial.
Actualmente trabaja en la Asociación Española Contra el Cáncer“.

Sipnosis de Tras la Mariposa Azul

“Este libro es un despertador de la creatividad. Con él descubrirás que todos somos creativos si nos conectamos con nuestra esencia. Te ayudará a reorganizar tus prioridades, a identificar lo que verdaderamente importa y a transformar tus miedos en enseñanzas. El reto es aprender de la muerte para llenarte de vida.
Buscar tu propia manera de dar sentido a lo que vives puede convertirse en una auténtica aventura, si estás dispuesto a dejarte calar por las viviencias de quienes se han asomado al balcón de la enfermedad y la muerte.
La propuesta es perseguir tus sueños, buscar tu pasión y aprender a utilizar la auténtica energía: el amor incondicional”.

Decir Adiós, Asociación para enfrentarse al duelo

Hoy en Fuensol funeraria en Málaga quiere dedicarle este artículo a “Decir Adiós”  una asociación que presta ayuda al duelo creada en Ibiza. Copiando textualmente como ellos se definen:

“La Asociación se ha creado para poder ayudar, acompañar y consolar a todas aquellas personas que han perdido a un ser querido. Pero también a todas aquellas que por diferentes circunstancias se encuentran atravesando un momento difícil en sus vidas, separación, crisis matrimonial, problemas con los hijos etc.
Todos son bien recibidos.

Impartimos talleres y cursos formativos para aquellos que estén interesados en ayudar a otros.

Cuando un ser querido se va, provoca un gran desconsuelo en los seres queridos. Con el pasar del tiempo la herida cicatriza, y desde el momento en el que el fallecimiento ocurre, se debe luchar por retornar a la normalidad.

Una normalidad dura, que nos duele, pero en la que es vital recuperar aquellas pautas de conductas anteriores a la pérdida”

Gina Campalans tiene un blog donde comparte su experiencia tras la muerte de su hijo, y como fue la creación de la Asociación de Ayuda al duelo “Decir a Adiós” que compartimos con vosotros donde podréis leer y compartir de forma terapéutica este momento duro de la vida”.

Lugar de reuniones

Son los Lunes a las 17,15 horas en la sede de la Asociación en la Avda. Pedro Matutes Noguera 38-39, Edificio Rialto, enfrente de la Administración de la Seguridad Social, al lado de la tienda de moda Erxa.

Ojalá que estas asociaciones crezcan, pues son muchas personas que más que nunca, necesitan compartir, apoyarse y ser comprendidos por otras personas. Todo nuestro apoya desde Fuensol: funeraria en Málaga.

Afrontar la ausencia de un ser querido en plena Navidad

No todos encajamos la Navidad de la misma forma, aun experimentando lo mismo: la ausencia de un ser querido.

¿Hay qué celebrar la Navidad?

Depende. Hay personas que necesitan aislarse por un tiempo, estar con un única persona de confianza y no en grupo, y  sobre todo deciden evitar lo que esta fiesta implica, reuniones, compras, cenas copiosas, compromisos sociales… Otras, sin embargo, lo mantienen todo igual, por el hecho de no “estropear” a otros familiares o amigos estas fechas de supuesta felicidad.

¿Qué hago, entonces?

Comunica cómo te sientes. Es lo principal. No fuerces tus sentimientos, ni tampoco hace falta llevar una máscara como si nada. Situar la Navidad como una fecha más, y no divinizarla, si darle tanta importancia, ya que todo tiene la simbología que queramos darle según nuestro filtro cultural. Seguro, que habrá otros años mejores. Solo hay que darse tiempo.

Aun así, no es bueno aislarse, se puede hacer otro tipo de “celebración” quizás menos jaleosa, o austera, pero es bueno, seguir como grupo, como pareja, o familia. Nos podemos juntar, aunque haya dolor, esto es compatible.

Hay ciertas personas que se sienten mal, o mentirosos, si se alejan del dolor para reírse, o recibir un regalo, o pasar un buen rato. No por estar solos, o aislarnos, vamos a ser más sinceros, no tiene nada que ver. Debemos, estar presente en nuestro día a día, y estar atentos a los que sí siguen con nosotros.

En definitiva, debemos hacer una fiesta a medida de nuestro estado, pero sin dejar a un lado a nuestros seres queridos, y dejar una puerta abierta para que, entre la alegría, aunque sea en pequeñas dosis.

Fuensol | Servicios Funerarios en Málaga

Humanidad y Comprensión

C/ Las Huertas del Río, 2 – 29314
Archidona, Málaga

952 82 02 02 – info@fuensol.es

 

 

“El último viaje” documental sobre la muerte y el duelo de un hijo

Hoy os dejamos interesante video, sobre la muerte y el duelo tras la ida de un hijo. Requiere estar fuerte mentalmente y sacar la sabiduría que encierra este documental llamado  “El último viaje”  en el que encontramos diferentes experiencias de personas que han perdido a un hijo en algún momento de su vida.  En la cultura occidental se nos prepara para vivir en las mejores condiciones, pero nadie nos enseña a iniciar el último viaje, ni a gestionar el duelo. El proceso de acompañamiento a la muerte y posteriormente el duelo se convierten en una forma de compartir, madurar y aprender a vivir, porque sólo “dándole palabra a la muerte, se le da valor a la vida”.

‘El último viaje’ intenta reflexionar y sacar una lección sobre como la sociedad se enfrenta a la muerte tras los ojos de los protagonistas, que han aprendido tras el duro golpe, de aceptarla tal y como es. Ahora, tras una experiencia nefasta y destructiva, se han recuperado para hablar sobre ello.

El documental muestra que ocuparse lo antes posible de la muerte, no  tiene que significar una evasión de la vida sino que contribuye a un crecimiento personal como seres humanos, una madurez, y una nueva forma de “comprender” la vida, y por ende, la muerte.

En Funeraria Fuensol, nos preocupamos de entender la sociedad, las personas, las circusntacias, a la hora de gestionar estos momentos tan difcil, la vida no deja de ser una aprendizaje constante del cual nuestro equipo es conciente de ello. Por ello todos nuestros servicios son tratados con humanidad y compresión, para que en esos momentos tan difíciles, sean los más sencillos y fáciles para familiares y amigos. Si necesita una mano en la que apoyarse Fuensol será esa mano.

 

Fuensol | Servicios Funerarios en Málaga

Humanidad y Comprensión

C/ Las Huertas del Río, 2 – 29314
Archidona, Málaga

952 82 02 02 – info@fuensol.es

 

La muerte como tabú en nuestra sociedad

El afán y la intención concienzuda de tapar la muerte e ignorarla en nuestra sociedad, ha hecho que no tratemos con la naturalidad el hecho universal de nuestra existencia.

En tiempos no muy lejano, la muerte era visible, convivía con el ciudadano, con las personas, el moribundo casi siempre moría en casa con la familia.

Ahora aunque vemos al muerte tras el televisor, las noticias del periódico, nuestra reacción es frívola e indiferente. “Siempre muere el otro”.

La negación a ella, es la respuesta en nuestro días. Creemos que no llega. Ya la psiquiatra estadounidense. Elizabeth Kübbler-Ross identificó la negación como un mecanismo de defensa psicológica.

Dejar de existir es una eventualidad que no queremos detenernos a pensar, o que incluso, hay resorte mental que nos aleja de esta postal. Por ello quizás otras areas de nuestra sociedad tampoco funcionan conrrectamente, ya que contamos con esta aversión hacia el destino de los hombres.

A veces es imposible curar, y son algunos médicos que rechazan de una forma incómoda aquellos pacientes que no tiene punto de retorno. Ahora, parece que sí se está tratando con amor y cuidados a aquellos que su vida mitiga, con cuidados que ayudan a este trance al más allá o al silencio eterno.

David Callahan afirmó que «tanto como curar enfermedades, el principal reto de la medicina en el siglo XXI es conseguir que las personas mueran en paz». En nuestro país, España se avanza con dificultad en esta materia. Hasta el verano de 2007 no se elaboró una Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos.

Pero poco a poco los cuidados paliativos se encuentra en las prácticas médicas.

FuensolServicio Funerario en Marbella

Elisabeth Kübler-Ross y las fases del duelo

Desde los años 70 se establecieron unas fases o mejor dicho transiciones sobre los periodos de duelo. Una de las más utilizas para establecer esta cronología que pasa la persona que sufre estas fases, es de famosa psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross en su libro On death and dying.

Describió 5 fases o transiciones, pero no por ello deben ser en este orden, ya que cada individuo evoluciona de distinta manera o su secuencia de estado puede ser diferente entre dos personas.

Según Elisabeth Kübler-Ross, esta serían las etapas:

Negación

La persona no acepta la realidad, ya sea de una forma consciente o inconsciente, nuestra mente actúa con este mecanismo de defensa para afrontar y gestionar mejor el trauma, desde evitar o ignorar el problema, aunque no podrá ser indefinidamente.

Cólera o ira

Desde la tristeza mal gestionada, puede nacer la rabia, la ira, la cólera. Buscar culpables, con o sin lógica. En el comportamiento puede existir conductas agresivas, contra objetos, animales o así mismo.

Negociación

Vinculada a creencias religiosas, el individuo busca explicaciones, o tratos con una divinidad a cambio de algo. “Por favor Dios, devuélvemelo y te prometo que…” Pueden derivar crisis de fe para los religiosos o creyentes. Sin embargo, otro conducta típica son los reproches. El individuo se culpabiliza de todo, “si hubiera estado más tiempo en casa, si hubiese hecho esto”…

Depresión

El dolor tan intenso, el impacto del cambio de tu vida, puede llevarnos a una enorme tristeza y crisis existencial, al darnos cuenta que ese vacío nunca se llenará. Pero la sintomatología remite poco a poco tras la aceptación, la comprensión y el tiempo prudencial para curar la herida psíquica.

Aceptación

Cuando el individuo acepta la realidad, no significa que la tristeza desaparezca, sino que merma la intensidad, es más llevadero, se empieza a tener más estabilidad emocional, se empieza a retomar la vida con cierta normalidad. Recordar al difunto no impide seguir hacia delante y continuar con el propio camino, que cada uno debemos andar.

Fuensol | Servicio Funerario en Málaga

Necroturismo: el turismo en los cementerios

Las visitas a necrópolis son cada vez más demandadas en nuestro país. Teniendo en cuenta sus inquilinos, patrimonios artísticos, distinción y trascendencia histórica, ese tipo de turismo se está convirtiendo en una alternativa importante a las clásicas visitas a monumentos.

Este fenómeno, del que quizá no hayas oído hablar, se conoce como “necroturismo” o “tanatoturismo”, es decir, turismo de cementerios. Cabe destacar que tiene gran tradición en Europa, y que en España se van dando pequeños pasos para que eso ocurra.

Mucha gente ha entendido que el cementerio es una pieza arquitectónica de gran importancia cultural, y por eso surge el interés de visitarlo como si se tratase de una actividad turística más.

Ruta europea de cementerios

Desde hace tiempo, en Europa hay una destacable conciencia sobre este patrimonio funerario. De hecho, se ha reconocido un Itinerario cultural del Consejo de Europa en el que se destacan los camposantos de determinadas ciudades como París, Viena, Londres o Roma. Esta ruta recorre cerca de cincuenta ciudades de toda Europa.

Entre todos los cementerios del mundo, el más visitado es el de Pére-Lachaise. Tuvo sus comienzos en el siglo XIX, y en sus tumbas y nichos encontramos personalidades tan prestigiosas como Edith Piaf, Oscar Wilde o Molière, entre otros. Siguiendo por una parte más melódica, también aparece en esta ruta el cementerio central de Viena, en el cual descansan los creadores más célebres de la historia de la música, destacando compositores como Schubert, Beethoven y la familia Strauss.

Lápidas y tumbas turísticas

En cuanto a sitios fuera de Europa, más concretamente al otro lado del charco, podemos encontrar camposantos con una historia y unos monumentos que merece la pena que conozcas. Se trata de Buenos Aires, donde se encuentra el cementerio de La Recoleta. Es ahí el lugar donde descansa Evita Perón, y donde además se descubren estatuas de mármol, lápidas y espectaculares mausoleos.

Otro país es Estados Unidos, donde, en concreto, en el Estado de Virginia, se encuentra el cementerio de Arlington. En este camposanto reposan los soldados que han combatido en las guerras en las que ha intervenido el país desde el siglo XVIII.

Con todo este atractivo repertorio, quizá te hayas puesto en canción de practicar el necroturismo.