WFN analiza la evolución del mercado funerario a 5 años vista

Poradmin

WFN analiza la evolución del mercado funerario a 5 años vista

Artículo publicado en la web de World Funeral Net (WFN) en el que la startup concebida para conectar funerarias, aseguradoras y colectivos de todo el mundo analiza la evolución del mercado funerario a 5 años vista:

El exceso de mortalidad ha generado una demanda excepcional para muchas empresas funerarias, que se han visto obligadas a aumentar sus costes de forma inesperada en lo relativo a plantillas, logística e infraestructuras. La previsión de evolución del mercado augura un 2021 marcado por la recesión económica y que sin duda también afectará al crecimiento del sector servicios.

Sector funerario en el mundo: factores a tener en cuenta

El sector funerario experimenta una evolución económica inusual debido al excepcional incremento de la mortalidad provocado por la pandemia de coronavirus. La demanda de servicios funerarios se ha disparado durante el año 2020 hasta el punto de provocar casi el colapso del sector funerario en muchos países. Los proveedores se vieron desbordados ante una situación sin precedentes en la historia reciente y muchos países como España o Reino Unido tuvieron que instalar morgues de emergencia o incluso utilizar camiones frigoríficos como depósitos improvisados en el caso de Estados Unidos.

A nivel internacional se estima que el valor total del mercado funerario ha superado los 70.800 millones de dólares durante el año 2020, con un incremento de 3.288 millones con respecto al año anterior. La previsión de evolución del mercado es que se produzca un aumento del beneficio bruto hasta los 16.910 millones de dólares (715,4 millones más que el año anterior). Sin embargo, el margen bruto se sitúa en el 23,89%, una décima por debajo de las cifras registradas en 2019, debido al aumento de los costes asociados a la covid-19.

Ruptura del equilibrio coste-beneficio

El aumento de la demanda por norma general es positivo para cualquier negocio, a no ser que ese incremento supere todas las previsiones y obligue a las empresas a asumir una serie de gastos inesperados que destroce el equilibrio entre coste y beneficio. Y precisamente esto es lo que ha sucedido en el sector funerario español.

En los momentos más crudos de la pandemia, el incremento de la demanda de los servicios funerarios llegó a superar el 400% con respecto al mismo periodo de años anteriores, según desvela el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), que compara la mortalidad media observada en los últimos diez años con la mortalidad notificada por los registros civiles del Ministerio de Justicia.

Durante 2020 el incremento de la demanda de servicios funerarios llegó a superar el 400% con respecto a años anteriores.

La falta de stock y de personal obligó a las principales empresas funerarias a reaccionar rápidamente para poder atender todas las solicitudes. Se aumentaron las horas extra y las plantillas se incrementaron un 10% de media, llegando a alcanzar el 33% en los casos más graves.

Al igual que el resto de empresas, los proveedores de servicios funerarios han tenido que adaptarse a las nuevas leyes contra la propagación del coronavirus. A lo largo de 2020 se han cerrado salas, se han prohibido ceremonias y se han reducido drásticamente los aforos. También ha sido necesario comprar equipos de protección individual, más materiales de limpieza y sudarios específicos, con el consiguiente gasto que todo ello conlleva.

Por ese motivo, a pesar del aumento de demanda, se estima que la evolución del mercado funerario en España está sufriendo una importante contención. Concretamente estaríamos hablando de un descenso del 40% de los beneficios durante el primer semestre de 2020 debido a los costes adicionales asociados a la covid-19.

Evolución del mercado funerario en los últimos años

El mercado funerario depende directamente de la tasa de mortalidad. Por lo tanto es un sector con una demanda establecida y relativamente constante, salvo en casos excepcionales como el provocado por la pandemia.

En los últimos años la tasa de mortalidad mantiene una tendencia al alza en gran parte de los países europeos, Japón y Estados Unidos. La causa es que los avances médicos han favorecido un descenso generalizado de los decesos, pero la caída en picado de la tasa de natalidad ha dado como resultado un envejecimiento progresivo de la población.

Del mismo modo, los ingresos medios por familia han subido a niveles cercanos previos a la crisis económica de 2008. Ese aumento del dinero que ingresan las familias ha favorecido el crecimiento del sector funerario, que ha registrado una subida de la facturación mundial del 14% en los últimos cinco años.

Crecimiento del sector

En el año 2015 las empresas de servicios funerarios obtuvieron un beneficio bruto valorado en 14.835,8 millones de dólares con un margen bruto del 24,61%. En los últimos cinco años, el valor de la industria ha crecido un 17,4% y sus ingresos brutos han aumentado un 14% con un descenso de nueve décimas en el margen bruto.

La evolución del mercado funerario en España ha registrado un volumen de facturación con un crecimiento del 6,4% en los últimos cinco años. En el año 2019, con un número de servicios funerarios de 417.625, las empresas facturaron en torno a 1.565 millones de euros, lo que supone el 0,13% del PIB, según cifras de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef).

La innovación en el sector funerario

Otras de las claves del crecimiento del sector funerario en los últimos cinco años es la innovación adoptada por los directores de funerarias, crematorios y cementerios. En las últimas décadas los servicios funerarios han estado marcados por la tradición religiosa, pero la industria ha comenzado a adaptarse a las nuevas tendencias y las empresas ya están ofreciendo despedidas originales e innovadoras.

Estas iniciativas incluyen cementerios bosques que sustituyen las tumbas por árboles, la transmisión en vivo de la ceremonia, el asesoramiento legal y logístico o funerales ecológicos con ataúdes biodegradables integrando los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Las empresas buscan ofrecer una gama de servicios tan diversos como sus propios clientes y de este modo, poder diferenciarse del resto de empresas en una industria cada vez más competitiva.

Previsión del mercado para 2025

La covid-19 ha tenido un enorme impacto a nivel mundial y ha causado pronunciadas recesiones económicas en muchos países. Según las proyecciones del Banco Mundial, la previsión es que el producto interior bruto mundial sufrirá una contracción del 5,2% durante el 2020, lo que constituye la recesión mundial más profunda que se ha experimentado en décadas. Eso implica que los ingresos per cápita en la mayoría de las economías emergentes y en desarrollo se retraerán.

Las previsiones más optimistas estiman que con la ansiada llegada de la vacuna avanzada por empresas como Moderna, Pfizer y Oxford, se evitarán nuevos confinamientos, así como el cese de la actividad no esencial como ha sucedido en muchos países durante el año pasado. Eso permitirá una recuperación relativamente ágil de las economías más desarrolladas.

En 5 años se espera un crecimiento del beneficio bruto en el sector del 12,6%.

Con respecto a la evolución del mercado funerario, se estima que durante este año los ingresos brutos descenderán un 1,6% a nivel mundial. Pero teniendo en cuenta el progresivo envejecimiento de la población y el mantenimiento de la tasa de mortalidad, la previsión de los mercados apunta nuevamente a un ascenso progresivo de las cifras de facturación a partir del año 2022. Según cifras de Maia Research, el crecimiento del beneficio bruto superará los 18.512 millones de dólares en el año 2025, con un crecimiento del 12,6% con respecto a los cuatro años anteriores.

Vía: WFN

Consultar artículo completo

Sobre el autor

admin administrator

Deja un comentario