Trámites de repatriación de un ser querido

Poradmin

Trámites de repatriación de un ser querido

La muerte puede llegar en el momento menos pensado, este es uno de los aspectos de la vida que no se puede planificar; en la actualidad, la facilidad para viajar y el intercambio comercial de las empresas a nivel mundial permiten que la movilización internacional sea un aspecto que forma parte de la cotidianidad, por esto las eventualidades por factores accidentales, causas climáticas, enfermedades inesperadas o de otros factores que puedan ser causantes de muerte sean más frecuentes de lo que se puede pensar.

Por lo que en función de cómo suceda y de dónde se presente, se debe seguir con una serie de trámites para la repatriación de nuestros familiares o seres queridos, que por lo general consisten en:

  • Comunicarse con los organismos policiales: Los agentes de seguridad son quienes se encargarán de emitir los documentos de legalidad sobre el motivo o causa de la muerte, en el caso de haber sido bajo condiciones en las que se sospeche de violencia, darán inicio al proceso de investigación; en este caso, los trámites los va a determinar el ente encargado en función de la gravedad del asunto.
  • Solicitar el certificado de defunción: al igual que en el lugar de origen o residencia, el encargado de llenar el formulario que dará certificación de la defunción va a ser el médico que examine y verifique el deceso de la persona.
  • Comunicarse con una funeraria local: Al verificar que todo está en orden con el cuerpo del difunto, se debe contactar con una funeraria que preste el respectivo servicio de preparación del cuerpo y conservación por el tiempo en que va a durar el proceso legalización de documentos para la repatriación, que por lo general es de cuatro días como mínimo.
  • Comunicarse con el consulado del país de origen para solicitar los permisos correspondientes: Se debe dirigir una carta al consulado para solicitar la autorización del traslado y entrada del cadáver al país, a la que se debe anexar los documentos comprobatorios de la identidad y certificado de defunción del país en el que se produjo la muerte y del país de origen, junto con el certificado de tanatopraxia realizado. Este trámite de repatriación tiene un costo aproximado que va entre los 6.000 € y 10.000 €; hay casos, en los que el difunto en vida ha contratado con su aseguradora este servicio, así que los gastos pueden estar cubiertos.
  • Contratar un servicio de embalaje y carga: Este se debe solicitar para el traslado de los restos, si se va a trasladar el cadáver en urna o si se va a transportar las cenizas, en ambos casos el servicio debe constatar la seguridad y manejo de los restos.
  • Avisar a la funeraria local el retiro y depósito de los restos: El traslado lo debe hacer una empresa funeraria, así que, al llegar al lugar de origen, esta debe estar a la espera de los restos del difunto.

Las empresas funerarias de España, en general, ofrecen el asesoramiento correspondiente pues en la actualidad este tipo de casos pasa de ser una eventualidad a ser un evento común, así que Fuensol, su funeraria en Málaga de confianza, está igual de capacitada que las de Madrid o Barcelona para prestar asistencia a los familiares.

Sobre el autor

admin administrator

Debes haber accedido para publicar un comentario.