Fundación Mémora presenta un proyecto llamado “Ciudades que Cuidan” para combatir la soledad no deseada al final de la vida

Poradmin

Fundación Mémora presenta un proyecto llamado “Ciudades que Cuidan” para combatir la soledad no deseada al final de la vida

Según los datos aportados por Naciones Unidas la población mundial mayor de 60 años ocupa el 13 % en la estadística, ese porcentaje se duplicará para el 2050.

Las personas mayores están en una situación de descubierto en cuanto al apoyo social se refiere y por tanto más desprotegidas. Actualmente en España hay más de 850.000 personas mayores por encima de los 80 años que viven solos y en muchos casos con problemas de movilidad, a causa de sus pequeñas pensiones no les permite pedir ayuda tanto para su higiene personal como para el mantenimiento de la casa o algo tan básico como para ir a comprarles la comida.

Se estima que la soledad en todo el mundo occidental, incluido nuestro país alcanza el 30 % siendo mujeres más alto.

La Fundación Mémora en una jornada de puertas abiertas que llevó el mismo nombre ha hecho público que quieren colaborar de manera activa para programas de atención al envejecimiento para así poder acompañar a personas mayores que se sienten vulnerables o/y en su proceso final de vida. “Desde la fundación memora queremos impulsar los múltiples proyectos sociales para ayudar a la sociedad, dar soporte y mejorar la atención a las personas y familias en situación de proceso de final de vida.

A través de “Ciudades que Cuidan” pretendemos facilitar el cambio social en el abordaje de esta etapa” así afirmó Juan Jesús Domingo consejero delegado del Grupo Mémora.

En esta jornada de puertas abiertas hubo más de 200 especialistas para tratar el tema de la soledad no deseada y sobre el proceso final de vida para así poder reflexionar y aportar ideas entre todos para poder ayudar a estas personas. La pretensión final es que se ayude a promover la solidaridad la solidaridad y la colaboración entre entidades para así poder implementar la atención al final de la vida. Con el paso de los años y las circunstancias profesionales las familias ya no tienen la capacidad de poder cuidar a sus mayores y en muchos casos tampoco se pueden permitir pagar el coste de una residencia para el cuido.

Hay dos objetivos claros en el Desarrollo Sostenible como son la salud y el bienestar con este modelo antes nombrado y con otros a las puertas de aprobación y finalización quedarían cubiertas esas situaciones de vulnerabilidad.

Sobre el autor

admin administrator

Debes haber accedido para publicar un comentario.