El INE pone en marcha una operación experimental para la estimación semanal de defunciones durante el COVID19

Poradmin

El INE pone en marcha una operación experimental para la estimación semanal de defunciones durante el COVID19

Atendiendo a su compromiso social para ofrecer información que pueda ser relevante para los ciudadanos en el contexto de la pandemia de la COVID-19, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha puesto en marcha esta semana una operación experimental dedicada a la estimación semanal del número de defunciones por provincias e islas.

El INE aborda este proyecto con datos actualizados recibidos desde los Registros Civiles combinados con información histórica de la Estadística de Defunciones, con el fin de estimar las defunciones ocurridas durante el brote de COVID-19.

El objeto es el estudio de las defunciones semanales ocurridas durante 2020 y su comparación con los datos históricos desde el año 2000, lo que permite interpretarlos con una perspectiva histórica necesaria, dada la variabilidad que presentan las defunciones a lo largo del tiempo.

Así, en el proyecto convivirán tres tipos de datos:

  • los definitivos (defunciones de 2000 a 2018)
  • los provisionales (inicialmente, todos los de 2019)
  • los estimados (desde 2020).

Dado que estos datos reflejan la mortalidad sin distinguir causas, no se puede medir de forma exacta el impacto de la pandemia, pero sí se observa un considerable aumento en el número de defunciones en España. Así, durante las 21 primeras semanas de 2020 (hasta el 24 de mayo) se han observado 225.930 fallecimientos, con un aumento del 24,1% (43.945 más) respecto al mismo periodo de 2019.

La semana con mayor número de defunciones fue la 14 (que comprende del 30 de marzo al 5 de abril) con 20.575 personas fallecidas, un 154,6% más que en la misma semana de 2019.

Por su parte, durante las semanas 12 a 16 (desde el 16 de marzo al 19 de abril) el incremento de defunciones fue siempre superior al 50%.

En la semana 21, última estudiada, el número de defunciones se estima en 7.470 personas, cifra similar a la de la misma semana de 2019, cuando hubo 7.429 fallecimientos.

Por edades, los mayores aumentos acumulados de defunciones en las primeras 21 semanas se dan entre los mayores de 90 años (con 12.824 fallecimientos más, un 27,2% más que en el mismo periodo de 2019) y en los del grupo de edad de 85 a 89 años (con un aumento de 10.006 fallecimientos, un 25,0% más).

Por su parte, en las edades inferiores a 54 años apenas hay diferencias respecto a las defunciones registradas en las mismas semanas del año 2019.

Por comunidades autónomas, los mayores aumentos de defunciones en las 21 primeras semanas del año se dan en Comunidad de Madrid (72,7%), Castilla-La Mancha (58,0%) y Cataluña (41,0%). Por el contrario, los menores incrementos se observan en Illes Balears (0,5%) y Región de Murcia (1,1%). Todo concuerda.

Sobre el autor

admin administrator

Debes haber accedido para publicar un comentario.