Category Archive Noticias del sector

Elisabeth Kübler-Ross y las fases del duelo

Desde los años 70 se establecieron unas fases o mejor dicho transiciones sobre los periodos de duelo. Una de las más utilizas para establecer esta cronología que pasa la persona que sufre estas fases, es de famosa psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross en su libro On death and dying.

Describió 5 fases o transiciones, pero no por ello deben ser en este orden, ya que cada individuo evoluciona de distinta manera o su secuencia de estado puede ser diferente entre dos personas.

Según Elisabeth Kübler-Ross, esta serían las etapas:

Negación

La persona no acepta la realidad, ya sea de una forma consciente o inconsciente, nuestra mente actúa con este mecanismo de defensa para afrontar y gestionar mejor el trauma, desde evitar o ignorar el problema, aunque no podrá ser indefinidamente.

Cólera o ira

Desde la tristeza mal gestionada, puede nacer la rabia, la ira, la cólera. Buscar culpables, con o sin lógica. En el comportamiento puede existir conductas agresivas, contra objetos, animales o así mismo.

Negociación

Vinculada a creencias religiosas, el individuo busca explicaciones, o tratos con una divinidad a cambio de algo. “Por favor Dios, devuélvemelo y te prometo que…” Pueden derivar crisis de fe para los religiosos o creyentes. Sin embargo, otro conducta típica son los reproches. El individuo se culpabiliza de todo, “si hubiera estado más tiempo en casa, si hubiese hecho esto”…

Depresión

El dolor tan intenso, el impacto del cambio de tu vida, puede llevarnos a una enorme tristeza y crisis existencial, al darnos cuenta que ese vacío nunca se llenará. Pero la sintomatología remite poco a poco tras la aceptación, la comprensión y el tiempo prudencial para curar la herida psíquica.

Aceptación

Cuando el individuo acepta la realidad, no significa que la tristeza desaparezca, sino que merma la intensidad, es más llevadero, se empieza a tener más estabilidad emocional, se empieza a retomar la vida con cierta normalidad. Recordar al difunto no impide seguir hacia delante y continuar con el propio camino, que cada uno debemos andar.

Fuensol | Servicio Funerario en Málaga

Necroturismo: el turismo en los cementerios

Las visitas a necrópolis son cada vez más demandadas en nuestro país. Teniendo en cuenta sus inquilinos, patrimonios artísticos, distinción y trascendencia histórica, ese tipo de turismo se está convirtiendo en una alternativa importante a las clásicas visitas a monumentos.

Este fenómeno, del que quizá no hayas oído hablar, se conoce como “necroturismo” o “tanatoturismo”, es decir, turismo de cementerios. Cabe destacar que tiene gran tradición en Europa, y que en España se van dando pequeños pasos para que eso ocurra.

Mucha gente ha entendido que el cementerio es una pieza arquitectónica de gran importancia cultural, y por eso surge el interés de visitarlo como si se tratase de una actividad turística más.

Ruta europea de cementerios

Desde hace tiempo, en Europa hay una destacable conciencia sobre este patrimonio funerario. De hecho, se ha reconocido un Itinerario cultural del Consejo de Europa en el que se destacan los camposantos de determinadas ciudades como París, Viena, Londres o Roma. Esta ruta recorre cerca de cincuenta ciudades de toda Europa.

Entre todos los cementerios del mundo, el más visitado es el de Pére-Lachaise. Tuvo sus comienzos en el siglo XIX, y en sus tumbas y nichos encontramos personalidades tan prestigiosas como Edith Piaf, Oscar Wilde o Molière, entre otros. Siguiendo por una parte más melódica, también aparece en esta ruta el cementerio central de Viena, en el cual descansan los creadores más célebres de la historia de la música, destacando compositores como Schubert, Beethoven y la familia Strauss.

Lápidas y tumbas turísticas

En cuanto a sitios fuera de Europa, más concretamente al otro lado del charco, podemos encontrar camposantos con una historia y unos monumentos que merece la pena que conozcas. Se trata de Buenos Aires, donde se encuentra el cementerio de La Recoleta. Es ahí el lugar donde descansa Evita Perón, y donde además se descubren estatuas de mármol, lápidas y espectaculares mausoleos.

Otro país es Estados Unidos, donde, en concreto, en el Estado de Virginia, se encuentra el cementerio de Arlington. En este camposanto reposan los soldados que han combatido en las guerras en las que ha intervenido el país desde el siglo XVIII.

Con todo este atractivo repertorio, quizá te hayas puesto en canción de practicar el necroturismo.