El significado de las coronas en los velatorios

El significado de las coronas en los velatorios

Hay tradiciones y costumbres que permanecen inmutables con el paso del tiempo, las modas y los cambios sociales. Desde Fuensol, Funeraria en Málaga, explicamos el simbolismo de las coronas y las flores en los velatorios

 

Por mucho que avance la sociedad occidental, hay costumbres y tradiciones tan arraigadas, que la nuevas corrientes, la innovación y la tecnología parece que nunca podrán desplazar. La tradición, la costumbre, continúan siendo la opción preferida por la inmensa mayoría en lo que a la despedida de los seres queridos se refiere.

Y es que la sociedad española, pese a ser moderna y a permanecer abierta a influjos extranjeros, sigue siendo fiel a todo aquello intrínseco a su cultura, y en especial a lo que atañe a los ritos, a las celebraciones religiosas y a determinados momentos importantes que marcan el inicio y el final de la vida. En estos momentos, siempre hay una constante: la expresión de sentimientos mediante el simbolismo de las flores.

 

¿Qué significado tienen las flores en los funerales? 

Antiguamente se velaban a nuestros difuntos en nuestros propios hogares, y las flores, han servido para aportar algo de color, de frescura, de vida; a una dolorosa situación, transmitiendo lo efímero de la belleza y ayudando, en la medida de lo posible, a sobrellevar la pérdida. Las razones de la existencia de las coronas fúnebres son complejas, espirituales y muy interesantes.

En cuanto a las coronas fúnebres en velatorios lo más destacable de ellas, además de ser circulares, suelen tener un tamaño similar entre ellas, y suelen estar conformadas por los mismos tipos de flores. La forma circular de las coronas se debe a la representación de la circunferencia, algo que no posee ni principio ni final, del mismo modo que el alma humana se cree tradicionalmente que tampoco tiene principio, ni final. Es un símil de la vida más allá de la muerte. También, explica la religión que se trata de un símbolo de unión, una representación de la unidad con Cristo salvador, ya que según la religión católica se nace, se vive, se muere y se resucita con él.

 

Físicamente, las coronas funerarias tienen un tamaño cuyo diámetro oscila entre los 70 y los 80 centímetros. Círculo que se adorna con flores de diversa procedencia, siendo las más empleadas y comunes, las combinaciones de cuatro especies diferentes, como son: las rosas rojas, los gladiolos, los claveles y las azucenas, también conocidas como ‘liliums’.

Las rosas rojas simbolizan la lealtad y, por supuesto, el amor puro. Por su parte, los gladiolos simbolizan el recuerdo, el que permanecerá entre los allegados de las personas que han partido, y los claveles simbolizan principalmente la admiración, además de remarcar el amor y el respeto por el difunto. Por último, las azucenas, además de tratarse de unas flores muy elegantes, están tradicional y simbólicamente vinculadas con el corazón.

Evidentemente, las flores que conforman una corona para un funeral deben ser flores frescas y de una calidad impecable, tanto en su estado como en su forma y color, de ahí que sea importante su adquisición y traslado urgente. En el mercado existe un amplio surtido de todo tipo de ornamentos fúnebres confeccionado con las mejores flores frescas.

 

 

About the author

admin administrator

You must be logged in to post a comment.