Monthly Archive agosto 2017

Superar la pérdida de nuestra mascota

Igual de duro puede llegar a ser perder a una mascota que a un amigo. La diferencia entre humanos y perros (u otro animal) desaparece, pues el amor que se tiene hacia los animales es tan grande como una relación humana. Los vinculos de amistad y cariño son iguales de fuerte. Por ello en Funeraria Fuensol, queríamos dar una serie de consejos, para superar el duelo de nuestro peludo amigo, que podrán ser de ayuda si estás pasando estos malos momentos:

  1. Recoge las pertenencias del perro y guardarlas o regalaselas a alguien con mascota. Jueguetes, platos, bolsas de pienso… No es bueno que tu hogar sea un “altar” lo único que hará es prolongar la melancolía.
  2. Reemplaza tu rutina. Si antes tenias programado los paseos, haz algo nuevo en ese tiempo. Cosas que te gusten. Ir al gimnasio, salir hacer deporte al aire libre, leer, tocar un instrumento…
  3. A veces parece que sentir dolor por una mascota, es exagerado…Pero no debes sentir pudor o vergüenza por ello, tener empatía animal, nos hace humanos. Es normal sentir tristeza.
  4. Como cualquier duelo, el tiempo en necesario para ir superando esta fase. Cuando te veas preparado, y si necesitas un nuevo compañero podrías adpotar una mascota. No se trata de reemplazarlo, sino de que hay muchos animales maltratados o/y abandonados, que esperan tener una oportunidad con una persona que los quiera y proteja. ¿Quién mejor que tú, que sabes lo que hay hacer?
  5. Si crees, que tu pena o la sensación de tristeza está durando mucho tiempo y te sientes deprimido, no dudes en contactar con especialista.

Esperamos que os sirve estos cinco puntos, nosotros estamos en continuo contanto con el dolor, ya que trabajamos como Funeraria en Marbella, Estepona, Fuengirola, Benalmádena… Y solo queremos ayudar a que todo este proceso de perder a alguien al que queremos, sea lo más llevadero posible y lo menos doloroso.

Fuensol | Servicio Funerario en Málaga

 

Elisabeth Kübler-Ross y las fases del duelo

Desde los años 70 se establecieron unas fases o mejor dicho transiciones sobre los periodos de duelo. Una de las más utilizas para establecer esta cronología que pasa la persona que sufre estas fases, es de famosa psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross en su libro On death and dying.

Describió 5 fases o transiciones, pero no por ello deben ser en este orden, ya que cada individuo evoluciona de distinta manera o su secuencia de estado puede ser diferente entre dos personas.

Según Elisabeth Kübler-Ross, esta serían las etapas:

Negación

La persona no acepta la realidad, ya sea de una forma consciente o inconsciente, nuestra mente actúa con este mecanismo de defensa para afrontar y gestionar mejor el trauma, desde evitar o ignorar el problema, aunque no podrá ser indefinidamente.

Cólera o ira

Desde la tristeza mal gestionada, puede nacer la rabia, la ira, la cólera. Buscar culpables, con o sin lógica. En el comportamiento puede existir conductas agresivas, contra objetos, animales o así mismo.

Negociación

Vinculada a creencias religiosas, el individuo busca explicaciones, o tratos con una divinidad a cambio de algo. “Por favor Dios, devuélvemelo y te prometo que…” Pueden derivar crisis de fe para los religiosos o creyentes. Sin embargo, otro conducta típica son los reproches. El individuo se culpabiliza de todo, “si hubiera estado más tiempo en casa, si hubiese hecho esto”…

Depresión

El dolor tan intenso, el impacto del cambio de tu vida, puede llevarnos a una enorme tristeza y crisis existencial, al darnos cuenta que ese vacío nunca se llenará. Pero la sintomatología remite poco a poco tras la aceptación, la comprensión y el tiempo prudencial para curar la herida psíquica.

Aceptación

Cuando el individuo acepta la realidad, no significa que la tristeza desaparezca, sino que merma la intensidad, es más llevadero, se empieza a tener más estabilidad emocional, se empieza a retomar la vida con cierta normalidad. Recordar al difunto no impide seguir hacia delante y continuar con el propio camino, que cada uno debemos andar.

Fuensol | Servicio Funerario en Málaga